El aceite esencial de eucalipto se utiliza en pulverizadores o en cualquier forma de vaporización.  Durante las epidemias proporcionará una buena medida de protección contra la gripe y las enfermedades infecciosas de la infancia.

 

El eucalipto es conocido casi universalmente como inhalación descongestionante para resfriados y catarros, pero tiene muchos otros usos menos conocidos. El más importante de éstos es su poderosísima acción bactericida y antiviral.

 

Una inhalación de vapor con agua con eucalipto es un tratamiento natural y efectivo contra los resfriados pues no solo alivia la congestión nasal, sino que inhibe la proliferación del virus del resfriado. El eucalipto utilizado en pulverizadores o cualquier forma de vaporización durante las epidemias proporcionará una buena medida de protección contra la gripe  y las enfermedades infecciosas de la infancia.

 

Es un efectivo repelente de insectos. Pulverizar o vaporizar una habitación para expulsar a las moscas.

 

Se utiliza en las afecciones febriles para bajar la temperatura.

 

Utilizado en aceites de masaje alivia el dolor del reumatismo, y dolores musculares.