Cómo elaborar el gin tonic perfecto

El gin tonic perfecto, pasos para su perfecta elaboración 

Descubre las claves para elaborar un perfecto combinado

Elaboración de un gin tonic perfecto

Desde el más sencillo y tradicional, hasta los más elaborados acompañados de frutas, semillas, golosinas y plantas aromáticas.

Os contamos los pasos para su perfecta elaboración y algunos trucos y consejos 

1. Lo primero que se debe saber es que elegir un buen vaso es fundamental. Un gran error que cometen muchos bares es servirlo en vaso de tubo. Esto es un gran error, pues la boca del vaso es estrecha e impide captar bien el aroma del combinado. Lo ideal es usar una copa de balón o, en su defecto un vaso ancho

Los motivos son sencillos:

– Tiene la boca ancha, lo cual es idóneo para captar lo aromas y sabores del gintonic. Cómo dice Pepe Dioni, presidente de la Federación de Asociaciones de Barmans de España «El vaso debe ser de boca grande para que te quepa la nariz y puedas notar los aromas»

– Tiene una gran capacidad donde cabe perfectamente todo el hielo, la tónica y la ginebra

– Gracias a la copa de balón, se evita que se caliente el gin tonic ya que posee pie para poder agarrarla
2. Elegir un buen hielo, el cual debe ser grande, gordo y duro. El hielo debe enfriar la copa, no aguarla. Se recomienda usar hielo industrial, del que se encuentra en gasolineras o supermercados ya que este se realiza con agua ostomizada y a baja temperatura así el hielo tardará en fundirse. La cantidad óptima son 3-4 piezas, no más

El gin tonic perfecto
3. Una vez hayamos seleccionado la ginebra que vamos a usar debemos ser cautos con la cantidad que echemos. El gin tonic perfecto tiene entre un chupito y un chupito y medio (5cl) por cada botellín de 20 cl. Una recomendación es no verter desde mucha altura para así evitar que pierda carbónico.
4. Cuando vayamos a echar la tónica una recomendación: no verter desde mucha altura para así evitar que pierda carbónico.La mejor manera de mantener el gas, es dejarla resbalar por una cucharilla rizada para que llegue en perfectas condiciones al vaso. Mezclar la ginebra y la tónica dándole unas vuelta. En este paso, hay que tratar de evitar batir el combinado porque perderíamos todo el gas. Puede usarse también una cucharilla de café

Preparación de un perfecto gin tonic
5. Aunque una técnica muy común es agregarle jugo de limón al gin tonic se desaconseja esta técnica pues se rompen las burbujas. En cambio podemos sustituirla por los aceites esenciales del limón que se encuentran en la cáscara. Para conseguirlo, simplemente pellizcamos con unas pinzas la capa amarillenta para abrir los poros del limón, luego lo restregamos por el borde y después podemos introducirlo en el vaso
6. Para potenciar el sabor, se suele añadir algún botánico de su receta pero con cuidado de que no parezca un “huerto”. Por lo general, las premium suelen indicar en la etiqueta con qué ingredientes combinan mejor (por ejemplo, Hendrick’s con rodajas de pepino, Brockmans con frambuesas o G’Vine con uvas)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *