Sin añadir agua ni aditivos artificiales.

Aunque son más conocidas por su nombre individual, lo cierto es que los frutos rojos (también populares con el nombre de frutas rojas) son no solo unas frutas cuanto menos deliciosas, sino que también aportan interesantísimos beneficios y propiedades nutricionales.